gorropiscina

Todo lo que necesitas saber sobre el mantenimiento de tu piscina

Cálculo de volumen de agua, horas de depuración, pH, cloro, alguicidas y floculantes. Así como problemas típicos y muy comunes.

Conocer el volumen de agua en litros, no solo es importante a la hora de llenar tu piscina, también es esencial para realizar el correcto mantenimiento de las instalaciones, ya que dependiendo de dicho volumen, la cantidad de producto químicos que necesitaremos será distinto.

Vamos a ver un ejemplo de cómo calcular el volumen de agua de tu piscina. Para una piscina rectangular, tenemos que medir profundidad en ambos lados, sumarla y dividirla entre dos, y así sacamos la profundidad media aproximada. Esta cifra la multiplicamos por el ancho y por el largo.

La depuración es una de las cosas más importantes, por ello vamos a calcular el número de horas teóricamente que debe estar enchufado el sistema de filtración. Necesitamos saber el caudal de agua que mueve la bomba, ese dato puedes mirarlo en la tabla del fabricante. Con el volumen de agua de tu piscina y sabiendo la cantidad de metros cúbicos que mueve tu bomba a la hora, tendrás que mantener el sistema encendido para filtrarla toda.

Ejemplo: Si tu piscina tiene 50 metros cúbicos de capacidad, y tu bomba mueve 10 metros cúbicos a la hora, necesitas 5 horas de filtrado al día.

Y para asegurarte que se filtra todo, lo ideal es ponerle un par de horas de tiempo extra, ya que el prefiltro y el filtro de arena, harán que pase menos caudal de agua del que nos dice el fabricante de la bomba. Y aparte de eso hay que sumarle la suciedad que recoge durante el filtrado. En los días en los que ha hecho viento, hay polvo, hojas, ha llovido o se ha bañado mucha gente, tendrás que darle alguna hora más.

Los valores del Ph deben estar entre 7,2 y 7,6 de lo contrario el cloro pierde su eficacia. El hecho de no estar entre los valores correctos de Ph provoca que todo el sistema de desinfección se vea perjudicado. Un valor muy alto puede enturbiar el agua, dañar las paredes e incluso hacer que algunas bacterias peligrosas puedan sobrevivir. Un Ph bajo, provocará irritación en los ojos, nariz y piel, y puede provocar que el pelo se seque y pique. Para mantenerlo dentro de los parámetros ideales es recomendable disponer de productos para bajarlo y subirlo.

Existen varios métodos para desinfectar el agua, como por ejemplo la cloración, el bromo o el oxígeno activo. El más utilizado es el cloro, el tratamiento del agua por cloración permite eliminar de forma sencilla y poco costosa la mayor parte de los microbios, las bacterias, los virus y los gérmenes.

Lo hay en varios formatos, granulado, liquido o pastillas. Los valores entre los que debe estar oscilan entre los 0,8 y 1,4 partes por millón. Hay que tener en cuenta que al aplicar cloro, el Ph de la piscina sube, así que si es en grandes cantidades, al hacer un tratamiento de choque, tendrás que corregirlo.

¿Como medir los parámetros de PH y Cloro?

Con reactivos o aparatos de medición. Los reactivos son más baratos, pero también menos precisos al contrario que algunos instrumentos digitales bastante caros y de mayor precisión, esto ya según tu bolsillo. Aquí te vamos a explicar una prueba reactiva, hay mil modelos de mil marcas, todos se hacen más o menos igual, cada uno trae su libro de instrucciones.

Recoges agua en el recipiente a una profundidad de 50 centímetros, enrasas hasta la marca, y le hechas las gotas que te diga las instrucciones, tapas, mezclas y esperas los resultados que te diga tu kit.

Para subir o bajar el Ph es recomendable hacerlo progresivamente, al aplicar el producto debes esperar 2 horas con la depuradora en marcha y la válvula puesta en recirculación para que pase más caudal de agua, tras este tiempo hay que realizar otra medición para determinar si hay que añadir más producto o no.

Si no conseguimos ajustar el Ph por más producto que se aplique y la medición de cloro sale de los parámetros de los medidores, esto podrá ser debido a que los valores de alcalinidad del agua se han desajustado, teniendo que estar entre 125 y 150 partes por millón. Si la alcalinidad está por debajo de 125 partes por millón echaremos bicarbonato de sodio en la cantidad indicada por el fabricante.

Si la alcalinidad es superior a 150 partes por millón, es algo más complicada su corrección, se utiliza bajador de PH. Se usa esparciéndolo por toda la piscina en igual proporción y con la depuradora parada manteniéndola así hasta el día siguiente.

Como medida extrema y si todos los parámetros suben y bajan, desecha parte del agua y renueva con agua limpia.

Estos son algunos productos que nos pueden servir en el mantenimiento de la piscina.

Anti-algas: Es un producto que se utiliza en la prevención para evitar que se propaguen rápidamente. Pero cuando las algas ya están presentes, tiene poco sentido utilizarlo, ahí lo ideal es ajustar el Ph y hacer un tratamiento de choque con cloro o tu desinfectante habitual.

Otro producto es el floculante. Es un coagulante que agrupa las partículas en suspensión que se han formado por lluvia, polvo o ambas cosas. Este producto hay que utilizarlo a última hora de la tarde con la depuradora apagada y por la mañana con la aspiradora recoger toda la porquería que estará posada en el fondo. Esto es como un tratamiento de choque para conseguir que la piscina esté cristalina, es recomendable aplicar las dosis de mantenimiento aconsejadas por el fabricante para que las partículas en suspensión se hagan más grandes y las pueda retener el filtro.

Y por último tendríamos el anti cal. La utilización de este producto es como la del anti-alga, se utiliza para prevenir que la cal se incruste y así evitar estar limpiándola. Hay que llevar un control cada 24 o 48 horas del cloro y del Ph, y vaciar los filtros de los skimers de hojas e insectos.

Semanalmente debemos limpiar el pre-filtro de la bomba de agua con ella apagada, reponer las pastillas multi acción de los skimers y enjuagar el filtro de arena tirando el agua fuera.

Casos prácticos más comunes:

Si el problema es que el agua se ha puesto verde, debemos ajustar el Ph y meterle un tratamiento de choque con cloro.

Otro caso muy común es que el agua se ha puesto blanquecina, eso se debe a que tenemos mal el Ph y posibles elementos contaminantes y o suciedad en el filtro.

Nuestras paredes se han puesto viscosas y el suelo está resbaladizo, eso es porque tienes niveles bajos de cloro y presencia de algas. Hay que ajustar el Ph y aplicar un tratamiento de choque con cloro, si te pasas de 1,4 partes por millón, no es recomendable darse baños muy largos.

La piscina huele fuerte y provoca mucosidad e irritación. Para corregir este problema, debemos ajustar el Ph. Si el agua se ha puesto turbia con elementos en suspensión, hay que ajustar el Ph, aplicar floculante y si no mejora revisar el filtro.

Como puedes notarlo, tener el Ph en los niveles correctos, soluciona la mayoría de los problemas.

Si tras todos nuestros consejos, tu piscina sigue descontrolada, nuestra recomendación es cojas una muestra de agua y la lleves a un laboratorio y ahí te dirán exactamente el problema que tienes.

Síguenos en IG @gorropiscina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.